jueves, 30 de agosto de 2012

Semillas para un cuerpo

1 comentario:

anuar bolaños dijo...

ENTRE LA MANO Y EL TÍTERE


En la ciudad,
cárcel pegajosa.

Entre las sombras
la tempestad, los demonios,
los monstruos milenarios
como un animal arcaico
con agujas en las venas
deambula este corazón mutante,
ángel de chatarra que busca el norte
y extravió sus sueños.